Ya se estaban tardando

México.- Luego de que la OMS declarara pandemia global al temible y maléfico coronavirus, la comunidad del Instituto Politécnico Nacional se encuentra intensamente trabajando con 7 toneladas de nopales a fin de encontrar una posible vacuna para este virus que se siente bien acá por usar una corona.

Logo

Los estudiantes del politécnico han suspendido otras importantes investigaciones relacionadas con las propiedades de los nopales, para dedicar su tiempo completo e incluso dar su vida hasta que logren crear un potente medicamento para evitar el contagio del coronavirus.

Logo

Tiembla, cochino virus chino

Tal fue el caso de Pablo Piña, alumno del Poli quien tenía como investigación crear un nopal a base de nopal; sin embargo, la emergencia mundial lo orilló a suspender este ambicioso proyecto para centrar sus energías en buscar la cura al virus chino.

“Todos mis compas también dejaron sus investigaciones con nopales, lo prioritario es hallar una vacuna a base de nopal, aunque otros se encuentran diseñando jeringas y agujas elaboradas también con fibras de este milagroso cactus”, aseveró el joven Piña.

Logo

Aunque la comunidad científica ha invitado a los estudiantes e investigadores del politécnico que buscan otras soluciones más allá de los nopales, los alumnos del Poli han respondido con un enérgico “oblígame, perro…” y han agregado: “la vacuna contra el coronavirus será a base de nopal, o no será”.

Por su parte, estudiantes de la Facultad de Música de la UNAM se encuentran preparando no sólo una cumbia del coronavirus, sino también una bachata, una salsa, un merengue, un rap y, por supuesto, una sinfonía con base de reguetón “pa’ que esté tan pegadora y sea más contagiosa que el mismo coronavirus”, bromeó macabramente un alumno.

FUENTE: